Conociendo a

Hickeys

Por -

This is how glitter punk sounds:  reminiscencias del sonido del rock de garaje y la psicodelia, vestigios de la estética glam y presencia liberadora de una furia que, al estilo riot grrrl, surge a grito pelao en temas como ‘Hickey Hickey Bang Bang’ o ‘Lights’. Hickeys, y su original etiqueta, “glitter punk”, conforman un cuarteto tremendamente rico en referencias (“desde el garaje lo-fi hasta el post-punk de los 90”), fruto de la conjunción de los variados intereses musicales de sus integrantes, Ana Erice (guitarra principal), Marta SV (guitarra rítmica), Martina G. Compairé (bajo) y Maite Barrena (batería).

La banda tiene sus orígenes en el año 2017 y debutaría con el mencionado single ‘Hickey Hickey Bang Bang’, un intenso himno a cuatro voces que llevaría al grupo a ser seleccionado como finalista en el concurso Carrefest. Tras ello, tocarían en el Festival de Benicàssim y, durante el año pasado, harían una pequeña gira por varias ciudades de España. Justo hace un año, lanzarían el fantástico EP autoeditado Diamond Munch. A juzgar por el diseño de su portada, estamos ante una suerte de vómito creativo en el que, entre los restos de purpurina y jugos gástricos, surgen cinco canciones bastante heterogéneas, incluyendo una revisión de ‘Hickey Hickey Bang Bang’.

‘Lights’ es la encargada de abrir el EP. La estructura del tema transmite una sensación de crescendo y mantiene el equilibro entre los distintos timbres de las voces de las Hickeys, que, como es habitual en sus composiciones, conforman un reparto casi coral que dota al tema de una enorme personalidad. Se trata de una canción que presenta ese “glitter punk” como embestida al lugar monótono que la vida nos tiene frecuentemente reservado, así como al desencanto de descubrir que, después de haber llegado a lo que parecía el objetivo, sigues igual de perdido que al principio.

Le sigue ‘Solitary Lady’, que baja el tempo y añade la nota más oscura de la colección; “the lovers, the jokers / potatoes and cheetos”, o una pequeña reivindicación de la soledad buscada. ‘YSISI’ arranca con tintes de banda sonora de western y nos lleva hacia un terreno surrealista de creencias y supersticiones, que ha tenido recientemente videoclip grabado en Sevilla. Cierra el conjunto ‘Las Vontris’ que, aunque puede sonar a grupo de la Movida Madrileña, es una referencia al cineasta danés Lars von Trier y, concretamente, a la polémica surgida cuando, en la presentación de Melancolía (2011) en el festival de Cannes, aseguró que simpatizaba (un poco) con Adolf Hitler.

Por último, el cuarteto cerraría su producción en 2018 con su single tal vez más claramente lo-fi y distorsionado, ‘Is Lawrence Dead?’, que augura a la agrupación un nuevo año brillante, nunca mejor dicho. Si es así como suena el “glitter punk”, ¡larga vida a la purpurina!

Reseña a cargo de Pedro Gallo.

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *