Conociendo a

Ditch Days

Por -

Conocí a Ditch Days completamente de rebote y justo al día siguiente de que tocasen en Madrid, fue amor a primera vista. Esa sensación de placer al encontrar a una banda que sabes que va a caer dentro de tu playlist para la vida en general contrasta con el mal trago de perdértela tocar en tu ciudad por solo un día, pocas veces me ha dado tanta rabia no ir a un concierto. Me llegaron a través de un evento en Facebook de su paso por la Sala X de Sevilla y desde entonces ha sido un no parar. El trio lisboeta formado por Guilherme Correia, José Crespo y Luís Medeiros últimamente ha añadido a sus filas a Pedro Castilho, guitarrista para los directos y compositor. Estos chavales cada vez me hacen darme cuenta, gracias a su peculiar sonido que mezcla el dreampop con un revival del indie rock de los noventa, del enorme potencial de la escena independiente portuguesa.

 Su primer y único trabajo hasta la fecha, Liquid Springs, es un imprescindible si, como yo, te dedicas a buscar bandas de dreampop por internet como entretenimiento. Los nueve temas de este álbum, de los cuales destacan como piezas principales ‘Melbourne y Blue Chords’, nos transportan a un verano que no se quiere acabar y en ocasiones a un “locus amoenus” situado en la ciudad mezclado con evocaciones a escenarios naturales.

Personalmente me gustan los discos con una cierta variedad de estilos pero sin salirse de una línea que defina a la banda. Liquid Springs es una perfecta muestra de esto. Ya que a pesar de tener un sonido muy definido y propio, nos encontramos con temas relativamente distintos. Muestra de esto son ‘Nostalgia’ y ‘Zowee’.  La primera cae un poco más en la concepción que se puede tener del dreampop, unos riffs de guitarra bastante pegadizos, un bajo muy constante con un importante papel en la mezcla y unos sampleos que recuerdan bastante a Acid Ghost. Mientras que la segunda es considerablemente más guitarrera entra más en los cánones del indie rock noventero, en el que la voz deja de tener ese reverb tan característico del resto de canciones.

Su último lanzamiento ‘Downtown’ es personalmente uno de mis favoritos. Es un tema en el que cuentan con la colaboración de Calcutá, una artista en solitario también de Lisboa.

La canción cuenta, ayudada de un riff de guitarra peligrosamente catchy, una relación de amor odio con la ciudad. Todo esto complementado con un videoclip rodado en una pista de tenis bastante estético que acompaña perfectamente a la canción y que recuerda (salvando las distancias) a Courtney Barnett.

Después de haber hecho un tour DIY por España, Francia y Portugal y de haber tocado en el Festival FNAC Live, Festins, Indie Music Fest, Queima das Fitas do Porto, Festas do Mar, Suave Fest entre otros, la banda se encuentra preparando singles que nos irán regalando a lo largo de los próximos meses. Solo queda esperar a ver qué propuestas nos tienen preparadas y no volver a caer en el error de faltar a un concierto suyo.

Artículo realizado por Jaime Valera

Redacción Mindies
Redacción Mindies

Los miembros de la redacción de Mindies amamos la música por encima de todas las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *