Conociendo a

Caddywhompus

Por -

El dúo de Nueva Orleans integrado por Sean Hart y Chris Rehm ha sabido erigirse a lo largo de estos años como una de esas bandas referencia dentro de un cruce de noise y math rock tan interesante como atrevido. A lo largo de sus diversos LPs y EPs han encontrado la forma de crecer a través de enrevesar sus melodías, sabiendo al mismo tiempo muy bien como no perder el norte y aferrarse siempre a una gran clarividencia a la hora de lograr fragmentos cargados de un tono liberador. Sin necesidad de sumergirlo todo en una maraña ruidosa, Caddywhompus han demostrado a las mil maravillas como dotar a sus temas de una dosis justa de caos con el que poder contrastar el gran sentimiento melódico que poseen sus canciones.

Con más de 10 años a sus espaldas, su trayectoria se inició en el 2008, derrochando por aquel entonces energía en torno a unos directos donde la escena DIY de la ciudad conectada a través del mundo Myspace lo era todo. Sin embargo no sería hasta el 2009 cuando llegaría la primera referencia de la banda, encontrándonos en Eps una recopilación de material que habían ido grabando en los últimos meses. A lo largo de estas canciones fueron capaces de coquetear con el surf punk, el peso de la psicodelia más disruptiva e incluso algún que otro experimento alocado de sonidos industriales.

Sin cesar en su empeño productivo, tan solo un año después nos encontraríamos con Remainder, un trabajo totalmente exuberante asociado a sonidos noise de lo más vertiginosos donde echar el freno no era una opción. Así es como canciones del estilo a ‘Guilt’ marcaban una pauta de entrega máxima y melodías logradas a partir de impulsos nerviosos.

La continuación de esta referencia no se hizo esperar, encontrándonos en el 2011 ante The Weight, un trabajo donde apelaron más por las estructuras repetitivas, intentando que su sonido alcanzase mayores decibelios para llevarlo todo hacia los terrenos de la contundencia. Con un gran afán porque cada segundo estuviese impregnado de atmósferas tormentosas, quizás este EP marcase una cierta línea que no volverían a cruzar jamás.

Los años posteriormente inmediatos a este lanzamiento, la formación comenzó a girar de una forma más amplia por un montón de puntos de Estados Unidos, preparando poco a poco nuevos temas que vieron la luz en Feathering A Nest, publicado en 2014. Alcanzando definitivamente unas señas sonoras mucho más definidas, en esta ocasión se dirigieron más que nunca a los terrenos de las guitarras math rock, solo que todo ello sumergido a través de muros de sonido implacables.

La dualidad entre saber muy bien como despuntar dentro de un juego vocal difuso y la necesidad de moverse siempre a través de cambio de ritmos inesperados, nos dejaron ante una nueva cima en su carrera, llegando la confirmación definitiva a través de su más reciente trabajo Odd Hours, publicado el pasado 2017 a través de Inflated Recrods.  En esta obra nos encontramos ante una banda mucho más madura, capaz de hacer relucir al máximo sus señas de identidad, pero también tomando aire en los puntos precisos de los temas para alcanzar una nueva concepción sonora más secuencial.

Impresionando a la primera con la apertura de ‘Decent’, lo logrado por los norteamericanos en este trabajo está muy relacionado con saber cómo canalizar situaciones de ansiedad a través de una articulación incluso propia del art rock. Añadiendo al mismo tiempo las dosis precisas de ambiente emo donde los rayos de luz logran entrar ligeramente, los medios tiempos adquieren de esta forma un significado importante. Donde antes todos los segundos estaban copados por distorsiones feroces, ahora la banda entiende de lleno aquello de dar un paso hacia atrás para atacar de una forma más decidida. Toda una demostración de madurez que nos deja ante un conjunto realmente inolvidable a la hora de saber llevar las diferentes etapas de tu vida.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *