Conociendo a

Boosegumps

Por -

Heeyoon Won es una artista de Seattle que comenzó su proyecto Boosegumps en el 2014. A base de asistir en su etapa universitaria a numerosos conciertos en pequeños locales de Brooklyn, poco a poco comenzó a componer canciones en la soledad de su habitación. Así es como fue encontrando la intimidad y espacio precisos para lograr temas recogidos, donde el esbozo de melodías pop relacionadas con la forma de capturar estados de ánimo extraños y abatidos  supuso una temática recurrente en sus inicios. Rodeándose de bandas amigas como Baby Mollusk y Whatever Dad, entro a formar parte de una comunidad de músicos con la que ir alcanzando una mayor proyección y así poder sacar adelante su primer EP Leave Me Alone. A lo largo de estos temas, el cariz adolescente sobre la incertidumbre que causa el amor y las vivencias dentro de sus círculos de amistad, tomaban un papel destacado a la par de mezclar alguna que otra anécdota como su relación con el medio acuático expresada en ‘I Can’t Dive’.

Cogiendo cada vez más ritmo compositivo, su segundo EP no se hizo esperar, ya que en mitad del verano de 2014 nos entregó Encourage Me to Grow. Echando mano esta ocasión a tonalidades más luminosas y con un cierto punto más eléctrico, Heeyoon mostró mayor carácter a la hora de liberarse de todas esas cosas que le causan desasosiego, expresando la necesidad de tener siempre su espacio y permitirse estar de bajón en canciones como ‘No’. A través de estas pequeñas composiciones, donde cada vez sabía mejor como exprimir al máximo texturas que tienden hacia lo ambiental, fue caminando hacia el que hasta el momento es su único LP. Titulándolo  ☺, vio la luz en la primavera de 2015 de la mano de Take Times Records, dejándonos ante un nuevo episodio en el que reflejar todas las indecisiones y contradicciones que encierra en su interior.

A lo largo de esta referencia que se publicó en formato cassette, podíamos apreciar una nueva gama de sonidos, tratando siempre de que todo resultase cercano pero al mismo tiempo tomando una mayor libertad a la hora de ejecutar sus canciones con mayores arreglos. Sintiendo muy de cerca como estas canciones hablaban de experiencias reales y sentimientos universales como el sentirse insignificante en el mundo o aprender de las derrotas, esta puesta de largo nos dejó ante una forma de componer canciones donde todo se refleja tal cual como es, saltándose cualquier tipo de divagación. Reforzando esta referencia, tampoco dudó en publicar las caras B del trabajo, suponiendo una perfecta continuación a sus historias plagadas de rincones que se recorren todos los días y en los que siempre pasan cosas. De este modo temas como ‘Dollar Store’ suponen una pequeña oda a aquellos lugares de tránsito que merecen ser reivindicados.

Con un saco de canciones a estas alturas importante, la artista se embarcó de gira con otro grupo amigo como es Microsoft Saint, recorriendo desde Filadelfia hasta California. Estos conciertos le permitieron conocer todos los entresijos de la vida en la carretera y recoger nuevas experiencias que desembocarían en un nuevo EP titulado On The Way to Meet You. Viendo la luz en 2017, esta referencia contó con mejores recursos de grabación, siendo editado bajo Bird Tapes y contando con un mayor número de músicos involucrado en el proyecto. De una forma serena y buscando las múltiples caras que pueda tener cualquier situación donde dos personas se distancian, la madurez adquirida a lo lago largo de estos años afloró sobremanera en estas canciones. Como complemento perfecto, su siguiente referencia titulada Heart Peach no se hizo esperar, sintiendo muy bien como en este EP apostaba por la despreocupación y el reírse al máximo de las cosas que le pasan.

Después de tres años sin publicar canciones, en este 2020 nos hemos llevado una gran alegría, encontrándonos en febrero cinco nuevas demos subidas a su Bandcamp. Estas composiciones sin lugar a dudas muestran un lado más contemplativo, más relacionado con dejarse llevar a través de los pequeños placeres que te ofrece el día. Encontrándonos en esta ocasión ante influencias que pueden ir desde los Yo La Tengo más plácidos y serenos hasta el rock adormecido de Lomelda, estas canciones cuentan con detalles más minimalistas que de costumbre, reflejando como el trasfondo de los temas está poblado de múltiples variantes que sirven para proporcionarles un sonido más reconfortante. Sintiendo como este trabajo resulta ideal para dejar la tarde pasar, tratando no pensar tampoco mucho en cual va a ser tu próximo salto vital,  Boosegumps logra que recuperemos nuestra afición por pararnos a escuchar minuciosamente canciones de bedroom pop, abrazando el término tal cual y como lo conocimos en sus orígenes.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *