Conociendo a

Blue Crime

Por -

Los holandeses Blue Crime son una de esas formaciones que se encuentran de lo más cómodos reflejando las influencias noise en sus composiciones, manteniendo siempre un juego de claroscuros con el objetivo de sumergir sus temas en un apartado que mucho tiene que ver con el shoegaze menos agresivo llegado desde las Islas Británicas. Con dos EPs y un single publicados desde 2015, han logrado poco a poco darse a conocer fuera de su Amsterdam natal, todo ello basando sus directos principalmente en unos muros de sonido que no asfixian las melodías, sino que resulta el complemento perfecto para reforzar una vena ruidosa que les sienta realmente bien. Una vertiente que poco a poco han ido sabiendo desarrollar, alejándose de los orígenes de TYR, su primer EP publicado en 2015 donde de una forma tímida se despojaban poco a poco de los ambientes de guitarras más cristalinos. En estos primeros temas sin lugar a dudas predominaba un cierto orden, sabiendo perfectamente como concentrar los temas en un núcleo pausado y palpitante, como si en cada rasgueo aguardase algo misterioso detrás de él. Un ambiente de cierta tensión muy bien reflejado en temas como ‘Sorcerer’, manteniendo ese pulso por sostener toda la canción en un ambiente de lo más solemne.

Un año después de su debut, el trío femenino volvió a la carga con otro EP llamado Bunker, apareciendo unas guitarras más definidas y enredadas en ese apartado de pop con un punto de lo más ácido que tan bien nos demostraron las Dum Dum Girls en sus buenos tiempos. Así es como temas del corte a ‘Batman’ mostraban una evolución hacia un apartado más agitado, donde no solo se trata de sonar de una forma correcta y ordenada, sino más bien todo lo contrario. En este trabajo también hubo tiempo para la experimentación, como bien refleja ‘Machinery II’, una de esas canciones cuyo peso instrumental se sobrepone a cualquier otro centro de atención. Avanzando más en el tiempo, llegamos hasta el 2016, encontrándonos con las últimas composiciones hasta la fecha de las holandesas. Submarine fue el título escogido para albergar un doble single, donde se introducen de lleno en un apartado totalmente vigoroso, reuniendo las características de sus anteriores entregas pero consiguiendo las dosis de dinamismo y músculo en sus guitarras precisas para confirmar las que hasta el momento son sus mejores composiciones. A bien seguro estos dos temas no pasen por alto en su debut en nuestro país, el próximo 30 de junio en una nueva edición del sanabrés Maketa Fest.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *