Conociendo a

Blood Cultures

Por -

Blood Cultures son una de esas formaciones que viven de forma deliberada en el anonimato, ocultando sus rostros en cualquier imagen promocional y directos ofrecidos. Teniendo origen en Nueva Jersey allá por 2013, la formación ha ido evolucionando de una forma bastante lógica, encontrando siempre un gancho perfecto en sus composiciones pop que siempre miran hacia los matices electrónicos. Se podría decir que Blood Cultures representan muy bien la primera esencia toda la oleada de indie pop de los dosmiles que posteriormente se desvaneció o se desvirtuó en base la pérdida de originalidad. Situándose en esos terrenos de formaciones como Passion Pit, solo que en este caso las luces y la brillantina no alcanzan tan altas cuotas, Blood Cultures debutó con un single titulado ‘Indian Summer’ en el 2013, causando un revuelo bastante notorio. A través de esta canción intuíamos que el grupo podría ser el gran hype de la temporada, aunando coros de lo más livianos, ambiente veraniego y una línea de bajo de efecto inmediato.

A pesar del gran potencial y tirón que podrían haber aprovechado gracias a este tema, Blood Cultures decidieron calmar los ánimos y tomárselo todo con calma, no publicando su primer LP hasta 2017. En Happy Birthday nos encontramos con una banda de argumentos sólidos, centrada más que nunca en un eletropop de lo más cuidado donde las voces resultan sumergidas hacia un lado bastante ambiental. Alternando canciones con gran alma de single junto con otras que se mecen en un mayor recogimiento, la propuesta de los norteamericanos resultaba de lo más variada, no dando la espalda en ningún momento hacia un hipotético salto a un público mayor, pero también recreándose en guitarras de especial estética Lo-Fi con las que marcar las diferencias. Este puede ser el caso de ‘Moon’, un tema que representa muy bien lo logrado por la banda en este primer trabajo, transmitiendo al mismo tiempo una fuerte personalidad y convicción en los pasos tomados.

Dos años después de este LP debut, parece que el grupo va camino de publicar una nueva referencia, encontrándonos con dos anticipos que marcan un ligero giro en el camino mostrado hasta la fecha. Por un lado ‘Dunk on Me’ refleja a una banda que sigue intentando crecer hacia un lado más visceral como bien demuestran las agresivas bases exhibidas en el tema. Así es como la sensación de que el grupo ha estado siempre guiado por un carácter electrónico de lo más primitivo vuelve a aflorar de la mejor forma. Por otra parte, ‘Flowers for All Occasions’ dibuja nuevos horizontes a la hora de acercarse a la concepción de música aliviadora que evidenciaron en su LP debut. Consiguiendo un tema de lo más redondo, marcado por los sintetizadores ochenteros y los guiños la funk, podemos decir que si se dan todas las circunstancias, esta canción pronto superará a su famoso ‘Indian Summer’ en número de reproducciones.

Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *