Conociendo a

Big Joanie

Por -

Chardine, Estella y Steph integran Big Joanie, una formación londinense de punk feminista que tiene como claro objetivo dar visibilidad a las mujeres dentro de un género tradicionalmente dominado por los hombres. De esta forma el trío ha desarrollado a lo largo de estos años un discurso donde el poderío del power pop y el R&B se dan la mano para que su contenido pueda llegar mucho más lejos.

Definiéndose en las redes sociales como Las Ronettes bajo un filtro DIY ochentero y riot girls con dashikis, la banda nos deja claras sus coordenadas musicales y la actitud encerrada en sus temas. Solo así es posible que el apartado musical siempre suene de forma muy impetuosa, todo ello situándonos en el epicentro de la necesidad de crear una comunidad donde las mujeres de origen africano puedan establecer fuertes vínculos y luchar por objetivos comunes. No en vano, su primer y único LP publicado hasta la fecha lleva por título Sistahs, poniendo encima de la mesa lo necesario de esta unión.

Si nos remontamos a los orígenes del grupo, podremos encontrarnos con Sistah Punk, su primer EP publicado en 2014. Buceando en los territorios donde las guitarras suenan con un perfecto punk fuzz, al mismo tiempo de intentar que los coros presentes enfaticen las estrofas esenciales de los temas, podemos afirmar que su debut llegó cargado de brío y entrega. Al mismo tiempo con canciones como ‘Dirt in my Mouth’ también nos demostraron como son capaces de encontrar líneas de bajo resonantes sobre un sonido menos punzante pero que mira hacia el pop de salón.

Su segundo EP Crooked Room llegó un par de años después, intentando afianzarse en unos terrenos donde la expresividad del art rock entra completamente en juego. Al mismo tiempo llama la atención como logran moverse a través de una línea más jazzística, encontrando de este modo un apartado puramente sorpresivo en cada tema, donde incluso el spoken word tiene protagonismo como es el caso de ‘Baby Rust’. Así es como emprenden un camino de lo más interesante en sus composiciones, conduciendo su música a través de una cara inquietante.

Logrando cada vez mayor presencia tanto dentro del circuito londinense como fuera de él, girando incluso con bandas que encajan de lleno en su filosofía como es el caso de Downtown Boys, en 2018 llegó su LP debut Sistahs, demostrando como todas las expectativas creadas en torno a ellas se cumplen sobremanera. Esta referencia fue publicada por Ecstatic Peace Library, sello comandado por Eva Prinz y Thurston Moore, demostrando como su música cada vez podía llegar más lejos. De hecho un año después, participaron en el SXSW de Austin.

En esta completa referencia nos vamos a encontrar con momentos de músculo y nerviosismo como los presentes en ‘Fall Asleep’, apareciendo incluso un toque propiamente de glam rock con el que hacer brillar aún más su propuesta. Encontrando también una temática más personal como la mostrada en ‘Used to be Friends’, el trío encontraba nuevas líneas a desarrollar en sus temas, siempre con ese sentimiento desafiante que puebla buena parte de su repertorio. La confirmación definitiva de una banda que se antoja de lo más necesaria.

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *