Conociendo a

Albert Cavalier

Por -

Donosti ahora mismo seguramente sea una de las ciudades más apasionantes en cuanto a eventos musicales se celebran, todo ello representado fielmente por el Dabadaba, sala a la que son asiduos nuestros protagonistas. Un escenario ideal para presentar a Albert Cavalier, un grupo de amigos que decidieron montar un grupo garagero, cogiendo solo buenas influencias y apostando por pasarlo bien ante todo. Un gran ejemplo de juventud (en el buen sentido) que dirían Perro, basando sus canciones en melodías traídas desde la Costa Oeste y muy centradas en lo bueno que proporcionan los grupos de Burger Records como Dead Ghost (a los que ya han teloneado, casi nada) o Together Pangea. Albert Cavalier son admiradores de todos estos sonidos y han sabido aderezarlos bien en sus propios temas, para conseguir un resultado incluso más descarnado y rutilante. Un trabajo que ya ha dado sus frutos en este 2015, participando en festivales como el Kutxa Kultur Fest y el Tibidabo Live al mismo tiempo que abriendo para Ezra Furman en Zarautz.

Los comienzos de Albert Cavalier se resumen en tardes de versiones de clásicos como los Rolling Stones, para poco a poco ir dando cabida a composiciones propias donde todo tiene cierto punto de locura al más puro estilo Ty Segall. De este modo, nos enseñaron en bandcamp sus primeras tres composiciones con un marcado corte rockero y el noble efecto de la grabación casera. ‘Scarlett’, el primero de ellos, irrumpe con fuerza y muy buenos solos de guitarra que hacen que todo avance hacia un cierto apartado psicodélico. Mostrándose más melódicos y representando en buena medida el énfasis por el garage amable y soleado, ‘ La Casita’ supone otro movimiento muy definitorio de su trayectoria. El tema que cierra estas primeras demos, lleva por título ‘Welcome to Banjo’, descubriendo otra faceta más lanzada a por la brillantez de lo caótico.

Tras ofrecer diversos conciertos por garitos de Donosti, Albert Cavalier llegaron a los Mecca Studios dispuestos a grabar su primer EP, algo que ya podemos comprobar de nuevo en su bandcamp. La esencia en directo del grupo fielmente reflejada a través de 5 temas culminados con la regrabación de ‘La Casita’. De este modo, We Don’t Fuckin’ Surf se convierte en el primer EP de Albert Cavalier, afianzando su estilo en un garage de enorme versatilidad gracias a temas como ‘Contraception’ donde la masa guitarrera toma aires cercanos a algunas tomas de los mismísimos Black Lips en sus trabajos más limpios. Buceando de nuevo por tonalidades más psicodélicas ‘No Sleep’ aporta cierto desasosiego y sensación de nocturnidad para que ‘I Don’t Fuckin’ Surf’ se confirme como el tema más rompedor del grupo. Se nota que Albert Cavalier hacen lo que les gusta y esperemos que sea por muchos años.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *