Conociendo a

The Silver Skeleton Band

Por -

Sonidos fúnebres llegados desde Vancouver. Esto es lo que nos encontramos en cuanto escuchamos a The Silver Skeleton Band. Creando ese ambiente misterioso que solo unos pocos capacitados como Mark Lanegan mediante su profunda voz saben hacer, estos canadienses logran mantenernos en tensión a lo largo de la escucha de su último álbum Snake Highs. Desde los inicios ácidos y perversos de ‘Cringe Swinger’ intuimos que su música va a estar muy marcada por un ambiente lúgubre y solitario. La calidad que poseen para meternos en este ambiente hace que nuestra cabeza no se llene de sombras y personajes extraños. Más bien provoca un efecto contrario que nos intenta alejar de todo eso.

Los toques jazz también están muy presentes en su música. Un ejemplo es el segundo corte del ya citado trabajo. Los iniciales ritmos jazzisticos iniciales pronto se difuminan entre guitarras más cercanas al rock de raíz puramente americana con un toque apocalíptico. Esa actitud tan incesante ante sus temas nos hace meternos más y más de lleno en su música. No sabes muy bien por donde pueden salirte en la siguiente canción. De este modo llegamos a uno de los cortes más representativos del álbum como es ‘Pocketful of Darkness’, un título demoledor. Un ambiente decadente en el que nos sumergimos gustosamente. Imaginamos un garito lleno de humo en siglos pasados, historias muy diversas que no tienen que ser muy agradables y sobre todo personajes de cualquier tipo.

Avanzando aún más en su trabajo nos damos cuenta de los buenos arreglos vocales que contienen todos los temas. El caso más claro es ‘Medicine’, donde la voz de Nikki por fin se rompe. Una nueva forma de expresar aún más la intensa oscuridad de los temas. El disco cada vez se va volviendo más y más crudo, alcanzando estruendosas guitarras en temas como ‘Isolation’. La presión que crean sus temas también es mayor, disolviéndose al final con un tema de final incierto y poco esperanzador como es ‘Head Haunter (Blue Lamp)’. Una banda que una vez que hemos entendido la seriedad del asunto, nos introduce en una oscuridad de la que no queremos regresar. Muchas veces se vive y se compone música mejor sin luz.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *