Conociendo a

Grand Mariner

Por -

En el bandcampeando de hoy regresamos a Norteamérica, más concretamente a Howell, Nueva Jersey para presentaros a un grato descubrimiento punk garagero como son Grand Mariner. Este trío formado Matthew Del Guercio, Jon Lazzati y Justin Lombardo acaban de autoeditar su primera referencia, un mini LP que lleva por título Happy to Birth. A lo largo de las 8 primeras canciones de la banda, podemos descubrir que son otro de esos grupos de amigos que reúnen todas las características necesarias para que su música contenga un atractivo espíritu juvenil de esos que te garantizan un verano animado. No en vano, en su bandcamp afirman que este trabajo se disfruta mucho más escuchándolo en la época estival.

Escuchando su trabajo nos encontramos con un sonido sucio, de esos que demuestran los métodos caseros de la grabación del trabajo pero que también encierran un carácter indomable que hace que se te graben a fuego. Este es el caso de ‘Max Milwaukee’, uno de esos temas que te lo plantan en un directo y los coreas moviéndote espasmódicamente en un pogo. Canciones de raíz muy punk en las que las guitarras suenan con la distorsión adecuada para que el tema tenga la potencia exacta pero no llegue a la extenuación total.

Formatos menos salvajes aparecen en otros cortes como ‘Summer Wars’ o ‘Bathroom Show’ donde sentimos más la presencia de los sonidos californianos más ligeros de los últimamente muy influyentes Mikal Cronin y compañía. Sin embargo, a Grand Mariner intuimos que les gustan más las canciones punzantes y condensadas, ya que en ‘Dolphin Blood (beachparty)’ regresan a los coros de los Pixies más radicales y dejan rienda suelta a las guitarras más hipnóticas de Jesus and Mary Chain.

La cosa no acaba aquí, ya que cierran el álbum con ‘Unforgiven Sun’, encontrando el equilibrio adecuado entre las melodías más apisonadoras junto a todo ese efecto agitador que produce el verano para ellos. Otro buen descubrimiento de una banda joven, que seguramente surja con el propósito de pasárselo bien pero que logra esas canciones tan vitales que pueden poner banda sonora a esas cosas que solo se pueden hacer muy pocas veces en la vida.


Foto de portada a cargo de Michelle Rose
Noé R. Rivas

Joven teleco que escribe sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *