Noticias

Se aproxima la convulsa gira de Useless Eaters

Por -

La vida nómada que ha llevado Seth Sutton a lo largo de estos años en su caravana, le ha permitido forjar una fuerte personalidad musical plasmada en su proyecto Useless Eaters. Estamos hablando de años en los que Jay Reatard era el epicentro de la escena garagera de la costa oeste y por supuesto nuestro protagonista estaba a su lado. Aventuras que ya os imaginaréis como podrían empezar y acabar. En definitiva, una agitación que Seth supo canalizar bien en sus primeros trabajos y que ha transformado aún en más visceralidad en esta última etapa. Aquí no importa lo poco que hayas dormido la pasada noche, los kilómetros que lleves tras de ti o el vivir la vida en una continua resaca. Lo único que merece la pena es enfundarse la guitarra y sentir el hormigueo en tus rodillas cuando el ampli está a tope. La forma de vida que los Blacks Lips confiesan llevar viviendo unos cuantos años también es extrapolable a un Seth Sutton que seguramente se encuentran en el momento más álgido de su carrera, tanto en estado de inspiración como grabación de discos redondos.

Echando la vista atrás en estos dos últimos años, lo que nos encontramos son dos discos que se acercan al 98% a lo que hacía su amigo Jay Reatard: funcionar como una apisonadora y encima conseguir que sus melodías también tengan ese componente que te hace poder entonar sus melodías en momentos espléndidos de la noche. Dejándose llevar hacia los momentos donde los pogos se producen saltando en una extraña euforia donde tu crudo día a día parece importante más bien poco. Y es que su penúltimo trabajo Hypertension es lo que nos asegura. Un bajo que asegura la ejecución perfecta de unas guitarras que se van moviendo como una gran masa que engulle días y noches por igual en una nube de ilusionantes alucinaciones.

No nos quedemos solo en el 2013, ya que el año pasado hubo nueva entrega de la banda gracias a Bleeding Moon. El disco en el que adoptan un tono más arrogante y pasota. Instantes de alta tensión como ‘Dungeon’ donde todo parece que va a saltar por los aires y a ti te sigue sin importar. El desenfreno ha adoptado un lado oscuro en canciones como ‘Proper Conduct’ donde ya no quedan ni los valientes, solo los que aguantan el momento. Bleeding Moon es el testimonio revelador de todos las salidas de sol que han visto Useless Eaters y en las que parece que el fin del mundo no ha llegado, solo ha habido amagos muy realistas. Un disco que te lleva al límite y que en directo promete despuntar aún más. Por ello, te recomendamos que no te pierdas por nada la gira que el grupo comenzará en el próximo mes de marzo. Una noche que para nada se te hará larga.

Jueves 19 de marzo –Valencia @ La Residencia
Viernes 20 de marzo – Madrid @ Wurlitzer Ballroom
Sábado 21 de marzo –Lisboa @ ZDB
Domingo 22 de marzo – Oviedo @ Lata de Zinc
Lunes 23 de marzo – San Sebastián @ Dabadaba
Martes 24 de marzo – Barcelona @ Lupita del Raval

Fotografía a cargo de Dillon Donovan
Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *