Noticias

‘Agent Cooper’ de Russian Red, primeras impresiones

Por -

Agent Cooper, el tercer disco de estudio de la cantante madrileña Lourdes Hernández bajo el pseudónimo Russian Red, nos lleva a un terreno hasta ahora desconocido para ella. Cada canción en Agent Cooper está dedicada a un hombre distinto, lo cual marca bastante las letras y les otorga un carácter diferenciador. Produce Joe Chiccarelli, que ha trabajado con músicos de la talla de The White Stripes, Morrissey, Beck o U2. Y, para sorpresa de muchos, son precisamente estos últimos a los que Russian Red más se acerca en este trabajo.

Tras la sencillez acústica de I Love Your Glasses y el pop alternativo a la Belle & Sebastian de Fuerteventura, el giro musical en Agent Cooper es ciertamente arriesgado. Suena menos a artista en solitario y más a grupo; en concreto, a grupo grande, de los que salen cada veinte minutos en la radio y llenan recintos en pocas horas. Además, el disco ha sido grabado en Los Ángeles, lo cual no hace más que reforzar la sensación de que Lourdes ha cambiado.

Hemos tenido la oportunidad de escuchar el disco en primicia, por lo que, a continuación, haremos una breve descripción del mismo, tema por tema:

1. ‘Michael’: El disco abre con un tema que nos lleva a los 80 desde el primer momento gracias a su percusión. El estribillo queda resaltado gracias a la guitarra.

2. ‘John Michael’: Uno de las canciones en las que más se nota la mano de Chiccarelli. Línea de bajo poco arriesgada en las estrofas para crear una tensión artificial que explota en un estribillo con guitarreos y teclados que nos recordarán a U2 y Simple Minds.

3. ‘Stevie’: Uno de los aciertos del disco y de lo más cercano que encontraremos a Fuerteventura. Guitarra acústica y un gran bajo en las estrofas para culminar con otro estribillo tradicional que seguramente escuchemos repetidamente en la radio.

4. ‘Casper’: El primer single de Agent Cooper. Su elevado tempo lo convierte en una de las pistas más atractivas, aunque el sonido artificial de la batería chirría un poco.

5. ‘Xabier’: Baladón de tempo bajo a lo U2. Los mismos punteos de guitarra que lleva haciendo The Edge 30 años para culminar con otro final de épica forzada.

6. ‘Anthony’: Otra de los pistas de tempo alto; esta vez con las guitarras y el bajo distorsionados y una batería bastante enérgica, pese a que su sonido vuelve a provocar algún que otro ceño fruncido.

7. ‘William’: Comienza como uno de esos temas de medio tempo que nos han regalado Radiohead en numerosas ocasiones desde el 2001, pero vuelve a caer en el sonido inflado y alto de su estribillo.

8. ‘Alex T’: Dedicada a Alex Turner, Lourdes juega con los agudos de su voz en un buen tema pop: «Oh, you’re a star / dreaming your light in my palms / oh, outter sky / will I ever make you mine?

9. ‘Neruda’: Balada clásica y poco sorprendente para dirigirnos al final de Agent Cooper.

10. ‘Tim B’: La última canción empieza con Lourdes cantando «I’ve been discovered / it hurts this head of mine / I can’t look at the dress I was wearing last night» sobre los acordes de una guitarra acústica; para que al minuto se le una el resto del grupo y culmine el álbum con buena nota.

Para bien o para mal, es evidente que la carrera de Russian Red ha sufrido un cambio drástico. Agent Cooper deja de lado la cercanía de su música anterior para abrazar un sonido más grande y dependiente de la producción. Chiccarelli, que ya tiene experiencia de sobra, se encarga de completar esta metamorfosis con sonidos de guitarra que parecen directamente sampleados de The Edge. Sin duda, Agent Cooper será de esos discos que dividen opiniones y marcan la discografía de un artista.

 

Alberto

Madrid, '94. En contra de muchas cosas y a favor de unas cuantas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *