Noticias

Los mejores discos del 2013 (parte III)

Por -

Llegamos a los gloriosos diez primeros puestos. Los discos que realmente nos han marcado el año. Como podéis apreciar, este tramo de la lista resulta de lo más variado y es que como ya os hemos ido comentando, en cada género se han editado discos de un altísimo nivel. Os aventuramos que hay algún debutante, artistas mundialmente reconocidos y otros de un altísimo nivel que por fin reciben el conocimiento que merecen. Esperamos que hayáis disfrutado la lista tanto como nosotros hemos disfrutado escuchando estos 30 discos.

10

De vez en cuando aparecen grupos que nos enganchan a partir de la delicadeza que imprimen en las canciones. Este es el caso de Rhye, el dúo angelino que nos ha atrapado con sus sonidos R&B que han rescatado de décadas pasadas , acompañados de una faceta de pop lleno de arreglos cuidados, y con una sensualidad exquisita. Con tan solo un disco nos han demostrado que tienen el talento necesario para crear ritmos de tiempos lentos y atraparnos en la cálida voz de Milosh. Un disco intemporal que se puede disfrutar en cualquier situación del día, pero que se disfruta aún más con una cálida chimenea en una noche estrellada de invierno.

9

Desde el primer día supimos que Foxygen se iban a convertir en uno de los grupos más destacados de este 2013. A pesar de llamar la atención en ocasiones por los problemas internos de la banda, su música goza de toda la frescura necesaria que un día un tal David Bowie nos mostró en sus primeros trabajos. Suave, psicodélica con un punto de locura en determinados momentos y sobre todo melodías decadentes y relajantes. La experimentación a base de sonidos bien definidos es posible. Como muestra, solo hace falta escuchar el maravilloso tema ‘Oh No 2’ que cierra el disco (que a más de uno le recordará a ‘Strawberry fields’ de los Beatles); una de esas canciones en las que te quedarías atrapado para siempre.

8

Foals son una de esas bandas que siempre tienen el chuchillo entre los dientes, nunca bajan la guardia, nunca se relajan y el resultado como siempre es otro gran disco. Su tercer trabajo Holy Fire muestra una evolución natural en el sonido de la banda, obteniendo un disco con menos agresividad pero con más madurez. Guitarras muy personales que no dudan en mezclarse con ritmos trepidantes y alguna que otra atmósfera cargada. Canciones como ‘Inhaler’ o ‘My Number’ se han ganado un lugar privilegiado entre los hits incontestables de la música independiente. Un grupo realmente imprescindible en la escena británica.

7

Llevábamos años reclamando el lugar que le corresponde al gran Kurt Vile. Por fin parece que la prensa especializada se vuelca con uno de los genios del rock ambiental actual. Wakin on a Pretty Daze es un disco irresistible, lleno de momentos con alta carga nostálgica. Atmósferas densas, guitarras que te envuelven y parajes en los que entra un rayo de sol entre tanta oscuridad. Un disco de más de una hora de duración que te deja pensativo y concentrado. A pesar de la densidad de la mayoría de los temas, las leves distorsiones de las guitarras y la voz del propio Kurt se adentran en tu cabeza sin darte cuenta. Una obra de arte con mayúsculas.

6

2013 sin lugar a dudas será musicalmente recordado como el año de la vuelta de Bowie. El Bowie más clásico, el que menos arriesga pero también el que te cautiva a la primera. The Next Day es un disco con un aroma al Bowie más crooner, el más inspirado desde la serenidad que produce un largo retiro. Canciones como ‘Valentine’s Day’ nos demuestran que su halo de grandeza permanece intacto. Otras como ‘How Does the Grass Grow’ hacen que imágenes del Bowie más espectacular, el de la purpurina, emerjan en nuestra cabeza. Un regreso muy necesario, aunque únicamente sea en forma de nuevo material.

5

Lo de Daft Punk se veía venir. La expectación suscitada entorno al tema ‘Get Lucky’ se convirtió posteriormente en el mayor fenómeno mediático del 2013. ‘Get Lucky’ hasta en la sopa. Sin embargo si nos adentramos en Random Acess Memories nos encontramos con muchas otras canciones excelentes del dúo electrónico en mejor forma. Con colaboraciones de lujo, trazan un disco elegante y bailable repleto de momentos inigualables como ‘Lose Yourself to Dance’, o la extensa ‘Giorgio By Moroder’, que convierte un relato de una vida en una de las mejores canciones del álbum. Quizás sean la única banda que ahora mismo está en condiciones de dominar el mundo.

4

Aunque normalmente el segundo trabajo sea el más difícil para la mayoría de los artistas, para James Blake ha supuesto la confirmación de su talento. El joven británico supo ganarnos a todos con su original debut homónimo. En Overgrown nos ha demostrado que no se ha quedado quieto, ha querido profundizar más en la electrónica, buscar nuevas combinaciones posibles de su música y el resultado ha sido espectacular. Desde la profundidad vocal de ‘Retrograde’, hasta el misticismo de ‘Digital Lion’ sin dejar de lado su vertiente de pianista clásico en ‘Our Love Comes Back’. Un auténtico placer para nuestros oídos de un músico que ya está marcando época a los 25 años.

3

Este año ha sido un gran año para Sigur Rós, desde su tremenda gira por todo el mundo, hasta la acogida de su último y esperadísimo álbum Kveikur. Los islandeses tienen el don para clavar todos los discos. Su capacidad de experimentar e inventar sonidos imposibles no tiene límite. Si es verdad que su pasado trabajo nos dejó algo más fríos de lo normal, en Kveikur han logrado volver a los orígenes y convertir este álbum en uno de los mejores trabajos de su carrera (desde nuestro punto de vista). Adentrándose en las tinieblas, dejando de lado cualquier vestigio de luz, se aferran con firmeza a los sonidos crudos y como siempre épicos. Temas como el inicial ‘Brenninsteinn’ te sacuden por dentro y otros como ‘Bláprádur’ tienen un efecto electrizante. La inspiración de Jónsi y los suyos no tiene fin.

2

 Nos moríamos de ganas por escuchar como sonarían Arcade Fire en su cuarto disco. Después de conseguir ponernos a todos la piel de gallina con el extenso The Suburbs, no sabíamos con qué nos sorprenderían. Pero entonces saltó la noticia de que James Murphy estaba produciendo el disco, y supimos que el cambio era imminente. ¿Se convertiría Arcade Fire en un grupo de música electrónica? ¿Se tambalearía la idea que teníamos de Arcade Fire de banda de rock llena estadios? El resultado ha sido un tremendo no. Es cierto que Reflektor es un disco bastante electrónico, pero este cambio ha sido para mejorar, evolucionar sus ideas y llevarlas más allá, pero conservando su lado más rockero. El resultado: un disco lleno de numerosos giros, donde los de Butler & Regine nos brindan canciones más electrónicas (es el caso de Reflektor) , sorpresas bailables ejemplificadas ‘Here Comes The Night Time’ e incluso los ambientes clásicos más trepidantes como ‘Joan of Arc’. Pero eso sí: los canadienses consiguen poner el corazón en cada canción, y como claro ejemplo tenemos la inigualable ‘Afterlife’.

1

Llega nuestro disco del año. Sin lugar a dudas Vampire Weekend se lo han ganado a pulso. Aún podemos recordar cómo aparecía ante nosotros una nueva banda formada por cuatro muchachos que destacaban por encima de los demás gracias a sus melodías afro-pop tan cuidadas. Paulatinamente, y sin darnos cuenta, estos chicos han conseguido crear un sonido único, característico e inigualable,  y prueba de ello es Modern Vampires of the City. Un conjunto de doce temas sin fracturas, todos ellos hits, coreables, llenos de ritmo… Cansados ya de la tediosa etiqueta afro-pop, nos demuestran que su estilo es incomparable y que da mucho de sí. La voz de Ezra en falsete quizás no aparece tanto como en sus dos discos predecesores, haciéndonos ver que la fuerza de Vampire Weekend reside en sus melodías. Seguramente Modern Vampires of The City sea nuestro disco del año por contener todo aquello a lo que muchas bandas renunciaron tiempo atrás.

Noé R. Rivas

Estudiando teleco y escribiendo sobre grupos guays. Woods y Jeremy Jay me molan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *