Noticias

El día que descubrimos a Mademoiselle K

Por -

Corría el año 2007 y Minde E y un servidor nos dispusimos a ir a un festival semi-desconocido en los pre-Alpes franceses, el Musilac. El viaje en cuestión ya fue bastante divertido; autobús de Barcelona a Lyon, y allí a coger un tren para llegar en casi 4 horas a Aix-les-Bains. Luego tuvimos que coger un autobús y andar un buen rato, pero no nos queremos hacer los mártires. El motivo de tal aventura? Placebo, Arctic Monkeys y los por aquel entonces respetables Muse. Había otros grupos también interesantes como Keane, Razorlight o Frank Black, pero íbamos a lo que íbamos. Además, era (y creemos que sigue siendo) un festival muy pequeño sin massas enfurecidas en los conciertos, con un ambiente muy tranquilo y diria hasta que familiar; estaba lleno de familias, algo muy habitual en los festivales franceses.

El primer día del festival tocaba nuestro plato fuerte, Placebo. A pesar del largo viaje y del cansancio, fuimos dispuestos a darlo todo y como auténticos freaks nos fuimos a primera fila horas antes, era nuestra primera vez con Placebo…Pero antes de ver a Brian y amigos, nos tocó ver primero a Plastiscines y Mademoiselle K, dos grupos «de la casa».

Con Plastiscines, de las que casi no teníamos referencias, nos lo pasamos bien. No son especialmente buenas, básicamente tienen el tema Barcelona que esta bastante bien, pero en concierto son entretenidas, y siempre es divertido ver a unas chicas monas pasándolo bien. Fue un rato agradable. La grata sorpresa llego con Mademoiselle K. De repente apareció una chica (mucho rato estuvimos dudando de si era chico o chica) vestida con un mono negro de cuero que dejaba poco a la imaginación, tacones y una guitarra eléctrica afiladísima. Qué gran concierto! Acompañada de tres músicos, que posteriormente se convertirían en parte oficial del grupo, Mademoiselle K tocó su hasta la fecha único disco con toda la energia del mundo, fue la bola Genki de los conciertos. Mucho guitarreo, una voz quebrada y muy poderosa, ambigua al igual que su imagen, y movimientos frenéticos que no dejaron a nadie indiferente. Como os podéis suponer, lo primero que hicimos al llegar a casa, fue empezar a indagar sobre ella y rápidamente nos hicimos fans. Así es como descubrimos a Mademoiselle K, una chica a una guitarra eléctrica pegada, pero ahora haremos un repaso de su carrera.

Katerine Gierak, o artísticamente conocida por Mademoiselle K, nació el 17 de noviembre de 1980 en Levallois-Perret, Francia. Toda su vida estudió música y guitarra, pasándose a la guitarra eléctrica de bien jovencita. Hija de immigrantes polacos, siempre canta en francés excepto en dos canciones, In English i Where Heaven. Su sonido, sobretodo al principio, era básicamente rock, combinando canciones lentas con otras de ritmo frenético. Toda la fuerza de su música se centra en su guitarra y su voz, y el resto es un buen y necesario complemento. Con claras influencias de Sonic Youth, PJ Harvey o David Bowie (sobretodo en la imagen y en su tercer disco), lanzó su primer álbum titulado Ça me Vexe en 2006, con temazos como Jalouse, À l’ombre, Final o Ça me vexe. En 2008 vería la luz el segundo álbum llamado Jamais la paix, también con muy buenos temas como  Maman XY, Grave, o Pas des Carrés, siguiendo la línea de su disco debut. Sin embargo, en  su tercer disco de estudio su sonido cambió bastante, acercándose muchísimo más al pop que a otra cosa, y una decepción para los que nos había gustado tanto su estilo. Según ella, es su disco más personal, pero la verdad es que es el menos interesante. Un disco de pop sin nada especialmente destacable y del que solo se pueden destacar un par de temas. Branc no está mal y Aisément es divertida, pero poco más. A l’infini tampoco está mal, de hecho el disco en si no es malo, pero las expectativas eran demasiado altas…

Con todo esto dicho, os encomiendo a que le deis una escucha si todavía no la conocéis. Hasta la fecha, es uno de los mejores descubrimientos que hemos hecho en un festival, y os podemos decir que sus conciertos siguen siendo geniales, la volvimos a ver en 2011 y de nuevo nos encantó! Vive Mademoiselle K!!

Josep
Josep

Asentado fuera de nuestras fronteras desde hace algunos años, amo a la música en su sentido más amplio; melodías, videos, anécdotas, imagen, memorabilia.... Siempre dispuesto a dar un empujón a Mindies, algo casi tan gratificante como acariciar a muchos gatitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *